Con piedras en los bolsillos

  Durante el primer tercio del siglo XX y hasta la prohibición del Carnaval en 1937, muchas debieron ser las coplas que murgas, comparsas y chirigotas crearon en Valverde. Pero eran composiciones con fecha de caducidad: nacían y morían en cada Carnaval y la memoria las desterró al olvido. De todo el repertorio que debió existir, solo un reducido número de ellas nos ha llegado porque, además, las que fueran quedaron eclipsadas por el repertorio de uno de los personajes más pintorescos, ingeniosos y populares que ha existido entre los Hijos de Facanías: Pelachingo.

  José Manuel Ramos Rivera (Valverde, 1886-1970), conocido popularmente como “Pelachingo” o “Pela”, creó innumerables letras y goza del respeto y admiración de los valverdeños. En 1977 se le realizó un “homenaje popular”, organizado por la “Asociación de Vecinos Pelachingo” en el que se nominó con su nombre una plaza de la ciudad y se editó un libro (PELACHINGO) que incluye sus rasgos biográficos y parte de su obra en forma de “versos, coplas, murgas del Carnaval de 1929, píldoras (Facaniadas del Dr. “Pela”), y chispas (de chispazo)”. El contenido del libro no deja dudas sobre su ingenioso sentido del humor, con punzante crítica social y política, y un sinfín de anécdotas en las que siempre están presentes la agudeza y el desenfado.

  Digo yo siempre que el folclore musical tradicional, en su vertiente popular, me interesa en la medida que es capaz de recoger y retener situaciones que se escapan a los formalismos. La #coplillasemanal de hoy es buena muestra de ello. De la introducción al “Inventario de Archivo Municipal de Valverde del Camino[1], reproduzco:

“(…) ocurrió en Valverde un incidente que pudo ser la causa de gran parte de la pérdida documental que hoy lamentamos. Corría el año de 1907 y en la noche del 5 de Enero, por subida del impuesto de Consumos, se produjo una “sedición” –como se denomina en el Libro de Actas Capitulares de ese año-, un motín de vecinos que, disfrazados en algún caso de mujer, según testimonios presenciales, asaltaron las Casas Capitulares, causando destrozos en las mismas, quemaron parte de su Archivo y agraviaron al Señor Alcalde en su persona y bienes. El Archivo, que sepamos, sólo conserva de este suceso que tanto le afectó una escueta referencia en uno de los Libros de Actas, pero la voz popular lo inmortalizó a través de uno de los personajes más ocurrentes que ha tenido Valverde, “Pelachingo”. Así decía una de sus coplillas para las murgas de 1929[2]: (…)”

  Y a continuación se citan los versos del 15 al 22 de esta coplilla, que yo escribo entera y en el vídeo que sigue presento su interpretación, a la vez que se muestran fotografías de las agrupaciones valverdeñas del carnaval moderno. La copla recoge bien el hartazgo de los valverdeños por la subida de los impuestos.

[295]

CON PIEDRAS EN LOS BOLSILLOS

COMO VAQUERO POR LA RIBERA

VENÍAN TODAS LAS GENTES

POR ESA CALLE “PIÑUELA”

A APEDREAR EL CABILDO

DE ESTA NOBLE POBLACIÓN.

VALVERDE DE MI ALMA

ME HAS EXTRAÑAO

QUE EL DÍA CINCO DE ENERO

A TU CABILDO HAN APEDREAO

EN CASA DEL DIPUTADO

NO QUEDÓ UN CRISTAL

Y EN CASA DE MOYA

NO DIGO NÁ.

(Verso 15)    LA TABLA QUE ESTABA

PUESTA EN LOS CONSUMOS

ARDÍA COMO YESCA

SIN MIEDO NINGUNO.

LOS LIBROS Y ARCHIVOS

TAMBIÉN LOS QUEMASTE

EN LA MISMA PUERTA

(Verso 22)    DEL SEÑOR ALCALDE.

VALVERDE DE MI VALVERDE

DESPIDE A LOS ALOSNEROS

VERÁS COMO EN TU CABILDO

DE SOBRAS TIENES DINERO

PORQUE EL PUEBLO DEL ALOSNO,

MIRANDO UNO POR UNO

AQUEL QUE NO ES EMPLEAO

ES DUEÑO DE LOS CONSUMOS

Y A TI VALVERDE DE MI ALMA,

COMO A UN LIMÓN

TE SACAN EL ZUMO.[3]

  Es muy interesante la historia de los consumos en Valverde. A principios del siglo XX el abogado de Alosno, casado y afincado en Valverde, José Limón Caballero, se enriqueció al tener adquiridos los derechos de cobro y gestión de los impuestos del consumo. José Limón era conocido como el Diputado, ya que perteneció al Partido Liberal y fue muchos años diputado en el Congreso por el distrito de Valverde. Pero esta es otra historia que dejo para otro día.

(Recogido del libro“DICEN QUE VALVERDE TIENE…”)

NOTAS:

[1] IAMVC. Tomo 1. Pág. 16 y 17.

[2] En el libro “PELACHINGO”, esta letra no está incluida en el apartado de “Murgas de Carnaval de 1929”, sino en el de “Coplas”. Su creación debe ser anterior a 1929, ya que el suceso aconteció el 5 de enero 1907.

[3] PELACHINGO. Pág. 30. Esta coplilla la conocen los Hijos de Facanías por su primer verso “Con piedras en los bolsillos”.

2 pensamientos en “Con piedras en los bolsillos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *