Coplillas pícaras

 

    El ingenio popular aprovecha las ocasiones que cada momento le ofrece para mostrar la crítica social o cualquier situación donde la picaresca se desliza con sutileza. En el folclore musical asociado a fiestas como el carnaval, algunas coplillas muestran situaciones de este tipo con una agudeza extrema. ¡Cuantas cosas se pueden decir con cuatro versos!

[3]

TU MADRE TUVO LA CULPA

QUE DEJÓ LA PUERTA ABIERTA;

YO QUE ME METÍ PA DENTRO,

Y TÚ QUE TE ESTUVISTE QUIETA.

(Del libro “Si quieres que te cante la Nochebuena”)

   Esta coplilla está recogida en el libro “Si quieres que te cante la Nochebuena”, en un jocoso capítulo titulado “De pícaras a groseras”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *