Los bailes en las chozas

    Niebla es una de las poblaciones onubense donde se concentra mayor huella humana a través del tiempo. En ella se encuentran restos arqueológicos que evidencian presencia prehistórica y de civilizaciones como tartessos, fenicios, romanos (Ilipla), visigodos, musulmanes… En esta época fue la capital del Reino Taifa de Lebla, que ocupaba parte del actual Algarve y de la provincia de Huelva. En 1262 la conquistó Alfonso X El Sabio y, un siglo después, se conformó el Condado de Niebla, que los Guzmanes administraron hasta que poco a poco se fue desmenbrando: los municipios de su territorio fueron emancipándose a lo largo de los años y, al final, quedó reducida a una población con un modesto término municipal. Una de las últimas poblaciones que se desvinculó de Niebla fue Valverde del Camino, en 1732.

    Pero ya desde principios del siglo XVI, -el Lugar de Facanías, luego Valverde-, dependiente del Condado de Niebla, empezaba a tener conciencia de pueblo. Facanías experimentó un importante aumento demográfico y, sus gentes, buscando tierras fértiles, fueron ocupando el territorio situado entre ambos pueblos (Baldíos de Niebla). De estas ocupaciones surgirían aldeas como Caballón, Raboconejo, Candón o la Peñuela. Este es la razón que justifica que, aunque jurídica y territorialmente sean aldeas pertenecientes a Niebla, las familias que las habitan sean mayoritariamente de Valverde.

   La vivienda habitual de los valverdeños asentados en los Baldios era la choza. Las formas de vida que desarrollaron les llevó establecer puntos de encuentro comunes: fiestas, reuniones… La forma de diversión era el baile en las chozas y el tipo de coplas que cantaban la seguidilla bailable, antesala de la sevillana. En este marco hay que situar la seguidilla que hoy presento, muestra simple de un amplio repertorio que recojo en «A compás de Palmas»:

[8]

MAÑANA EL BAILE EN MI CHIZA

MI MADRE VA A HACER BUÑUELOS;

ESO DICEN LAS MUCHACHAS

DEL GUIJO Y RABOCONEJO.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *