DIARIO DE UN CONFINADO (13)

Día 13. 26/03/20. Jueves.

Cuenta la tradición que la Virgen de Coronada la encontró el pastor valverdeño Pedro Márquez, en 1520. Su ermita fue construida con fondos obtenidos por las aportaciones de la gente de Valverde del Camino, población que la adoptó como patrona. Pero la ermita se construyó en el lugar donde el pastor encontró la imagen, en término municipal de Calañas, que también la consideró su patrona. Y se inició así una rivalidad entre ambos pueblos, que se ha mantenido en el tiempo y bien la define esta coplilla:

Calañitas con Valverde

es un barro que no pega

y ese mismo barro es

el de la suegra y la nuera.

A mediados del siglo XVI, la presión demográfica de Valverde fue significativa –se dice que buena parte de los judíos expulsados de Niebla a finales del siglo XV, se refugiaron en Los Baldíos, unos terrenos comunales entre ambas poblaciones-, de forma que a medida que una se desvanecía, el censo de la otra aumentaba. Ya en 1555, se inició el Pleito de Los Baldíos, de Valverde contra Niebla, aunque la una, seguía siendo un “lugar” de la otra, pues formalmente Valverde no consiguió el privilegio de villa hasta 1732, quedando desvinculado de la jurisdicción de Niebla.

En este trasiego, rivalizando con Calañas por la patrona con ermita en término municipal ajeno y los litigios contra Niebla, la gente de Valverde decide encomendar su fe y patronazgo a la Virgen del Reposo (1672).

Pero el pueblo de Valverde siguió siendo devoto de la Virgen de Coronada y, en época de sequía y hasta finales del siglo XIX, la Virgen visitaba cada año en romería, ambas poblaciones. En este contexto hay que enmarcar esta hermosa coplilla que se canta en Valverde desde el siglo XVIII y cuya música transporta a otros tiempos.

La música de estas canciones es una delicia. En el vídeo que sigue la canta Pepita Morcillo, una persona entrañable de voz delicada, que me la cantó en 2011 para la presentación del libro “A compás de palmas, sevillanas tradicionales de Valverde del Camino”.

Las cifras, siguen siendo desalentadoras: 56.188 diagnosticados; 4.188 personas muertas; 7.015 pacientes dados de alta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *