MIENTRAS TE CANTO UNA COPLILLA (9)

Los juegos infantiles constituyen una herramienta de aprendizaje integral, que permite al niño, a la niña, acercarse a la realidad material, cultural, social y familiar de su entorno. Se trata de una forma de entretenimiento en la que se desarrollan aspectos tan importantes como el ejercicio físico, el trabajo en equipo, la solidaridad, las relaciones humanas, visiones sociales, etc.

Creo que en los tiempos que corren las pantallas han acaparado los juegos infantiles de tal forma que, ese aprendizaje que se supone desarrollan, no queda cubierto en su totalidad. Lagunas que, seguramente, antes o después, pasen factura. 

En otros tiempo, no tan lejanos, los juegos de los niños y las niñas eran distintos. También tenían sus lastres: los niños con los niños, las niñas con las niñas, aunque algunos eran mixtos.

Los juegos femeninos eran diferentes desde su concepción. Iban dirigidos al adoctrinamiento. Eran pacíficos, habitualmente acompañados de coplerío y con una buena dosis de simbolismo. Las niñas jugaban a los cromos, la comba, el elástico, el corro… Las canciones que cantaban las tenemos metidas en la cabeza y afloran en cualquier momento.

Situemos el marco: dos filas de niñas con miradas encontradas y por el centro otra, brazos en jarra, con ritmo saltarín, medio bailando, y cantaban todas:

Soy la reina de los mares

y ustedes lo van a ver:

tiro mi pañuelo al agua

y lo vuelvo a recoger.

   O aquella otra

El patio de mi casa 

es particular, 

cuando llueve se moja 

como os demás.

Agáchate y vuélvete a agachar…

  Ésta tiene una dulce y alegre melodía:

Al paso que va la luna 

con su carita de nieve

parece que a María

su novio no la quiere.

Si su novio no la quiere 

menos la quiere ella a él, 

que se vaya con (nombre) 

que ese si la quiere bien.

¡Qué tiempos aquellos!

Hoy no encontré una canción infantil adecuada que mostrara el retrato de aquella época. Todo lo que encuentro tiene un baño de purpurina que no transmite lo que era. Por eso me he decidido por una canción melosa que, seguro, te gustará. Un bolero. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *