MIENTRAS TE CANTO UNA COPLILLA (23) El mes del Rosario.

La Virgen del Rosario con el niño. Bartolomé Esteban Murillo. Hacia 1650. Museo del Prado.

La Virgen del Rosario es una advocación cristiana que se celebra el 7 de octubre. El nombre proviene de la aparición de la Virgen a Santo Domingo de Guzmán a principios del siglo XIII. En la aparición la Virgen llevaba un rosario en sus manos, que enseñó a rezar al santo encomendándole que extendiera su práctica por la cristiandad.

En el siglo XIX León XIII (pontífice entre 1878-1903), apodado el Papa del Rosario por su devoción a esta advocación, escribió unas encíclicas al rosario y le consagró el mes de octubre a la Virgen. Así, el hábito ya asentado de rezar el Rosario a la Aurora, tuvo un gran impulso y se extendió por las comunidades cristianas en muchos pueblos y, coincidiendo con las novenas a la Virgen del Rosario, se salía de madrugada, se rezaba el rosario y luego se entonaban unas canciones, al son de campanilla y otros instrumentos musicales.

La tradición de cantar antes del alba, era habitual en los pueblos de Andalucía. José Blanco White, en “Cartas de España” (1821-22), recoge:

 “Existe en nuestros pueblos la antigua costumbre de despertar a los trabajadores antes del alba para que tengan tiempo suficiente de prepararse para sus labores (…) Un hombre de buena voz, activo, sobrio y amigo de madrugar (…) recorre las calles una hora antes del alba llamando a las puertas de los que van a asistir al rosario invitándolos a dejar el lecho y reunirse para alabar a la Madre de Dios. La invitación se hace con coplas breves cantadas con una melodía muy sencilla acompañadas por el bello y variado sonido de una esquila que marca el compás”.

La conjunción de folclore y religiosidad popular, toma cuerpo en esas coplas del rosario y los tradicionales campanilleros, que en los años veinte del siglo pasado la Niña de la Puebla popularizó. En los campos de mi Andalucía los campanilleros por la madrugá…

Aunque actualmente la Virgen de Rosario es patrona de muchos pueblos de España y su culto está muy extendido por toda Sudamérica, la tradición de rezar el Rosario de la Aurora ha caído en desuso y solo lo mantienen reducidas comunidades cristianas. En algunos pueblos de Andalucía se decantaron temas folclóricos mezcla del rezo del rosario y esas coplas de la aurora de las que nos da cuenta José Blanco White. Una mixtión de canto y rezo al alba.

Uno de esos lugares es Minas de Riotinto (Huelva), donde se ha mantenido la tradición del canto de La Esquila ligado a la celebración de la Virgen de Rosario, proclamada patrona de la localidad en 1959. Cantan allí al son de la esquila, que da nombre a esta tradición, y violines, laudes y guitarras estas hermosas y genuinas coplas.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *