Luz en la oscuridad

  En momentos difíciles no cabe otra cosa que cerrar los puños, apretar los dientes y tirar palante. Incluso cuando una situación llega a su límite negativo hay que considerar que solo puede mejorar. Porque las situaciones evolucionan. Me decía un amigo bético que en el aseo de la Peña Bética, puesto a la altura de los ojos cuando se micciona, tienen un cartel que dice “si te la ves muy baja, no te agobies; el Betis estuvo en tercera y luego jugó la Champion”. Pues eso, que en coplas es esto otro:

[299]

NADIE HABLE MAL DEL DÍA

HASTA QUE LA NOCHE LLEGUE:

YO HE VISTO MAÑANAS TRISTES

TENER LAS TARDES ALEGRES.

[300]

LO DE AYER YA SE PASÓ

Y LO DE HOY VA PASANDO;

MAÑANA NADIE LO HA VISTO:

¡MUNDILLO, VAMOS TIRANDO!

Y Vicente Espinel, en Diversas rimas, en el siglo XVI, ya decía:

[301]

NADIE EN EL BIEN SE ASEGURE

NI EN EL MAL ESTÉ COBARDE;

PORQUE NO HAY PLACER QUE DURE

NI DISGUSTO QUE NO TARDE.

 Es muy viejo este refrán para no hacerle caso: a mal tiempo buena cara.