COPLAS DE LA NOCHEBUENA MAROCHA (9) La madre del otro o la otra.

Soy consciente de que nos acercamos a Nochebuena, pero quien conozca como se canta esa noche en Encinasola, sabe que estos temas tan alejados del sentido religioso de estas fechas están presentes y entremezclados en su repertorio.

La explicación es simple. Cuando hice el Cancionero y tradiciones de Encinasola (2002), una mujer mayor, al preguntarle por la razón de estas letras -con frecuencia con nombre propio, ofensivas y carácter desagradable- me decía: «En el pueblo la gente salía a cantar a la calle en dos ocasiones al año: Nochebuena y Carnaval. Cuando en 1937 quedó prohibido el Carnaval, la gente incorporó al repertorio de Nochebuena, de forma más o menos camuflada, las coplas de Carnaval. No fue en los primeros años, porque el hambre y las penurias los hicieron tan duros que la gente no estaba para músicas; todo empezó a finales de los cuarenta y en los cincuenta. Antes, en Nochebuena se cantaba:

En la calle de San Juan / tiran agua y salen rosas /

y por eso le llamamos / la calle de las hermosas»

y después:

En la calle de San Juan / tiran agua y salen ranas /

y por eso le llamamos / la calle de las marranas».

Se incorporaron coplas de Carnaval en Nochebuena y a otras se les cambió de sentido.»

Y en este repertorio soez y en ocasiones grosero, no falta un recuerdo a las suegras. A estas alturas no necesito justificarme, pero vaya por delante que yo recojo el folclore y lo estudio, no soy su creador. Además, mi esposa, es suegra; su madre, mi suegra fue; y mi madre, la suegra de mi mujer ¿Qué podría decir yo malo de cualquiera de ellas…?

Hoy de música te traigo otra copla que todos cantamos en Nochebuena, pero que procede del Carnaval Marocho. En el vídeo incluyo los datos. La Bata de la Salud.

Y mucha gente continúa:

Y es mi gusto,

que poniéndome la bata

ya verás cómo te gusto…

 

2 comentarios en “COPLAS DE LA NOCHEBUENA MAROCHA (9) La madre del otro o la otra.

  1. Y esta otra:
    Al pobrecito de Pedro
    el que echa los pregones
    se le han quedado comprada
    la cama y los colchones,
    también el palanganero,
    y las sillas pa sentarse.
    y los prestines enmielados
    para la boca endulzarse.

    p/d
    Precisamente los prestines los hizo la «Tía Pipita»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *