DIARIO DE UN CONFINADO (38)

Día 38. 20/04/20. Lunes.

Felicidades a todas las Flores, que en Encinasola son muchas. Hoy es su santo. Esta flor, que ayer corté del jardín y puse en el jarrón, es para ellas.

Cuando la corté, recordé a Pepe Morales, que cada día nos ofrece a sus seguidores la fotografía de una rosa. Siempre me pregunto dónde se hace de ellas, porque cada día nos sorprende y se supera con una aún más bonita. No creas que he perdido la cabeza, pero huelen. Un día de estos te contaré de él, sus rosas y limones.

Si desorientado estaba uno ayer, hoy, más. Porque hoy es el día de la Virgen de Flores y desde ayer hubo una noche de por medio, de esas en las, que cuando apagas la luz, en vez de dormir, te vas a la ermita.

Yo, si sumo los recuerdos de la Romería, son más los del Lunes de Albillo, porque la romería de dos días empezó hace menos de diez años. La fiesta ha evolucionado mucho en todos los órdenes. Hay que adaptarse a los tiempos. El modelo ya está consolidado y asumido por el pueblo.

Ayer estábamos todos desconcertados. Ese altar -que dice el himno a la Virgen de Flores que cada uno llevamos en nuestro pecho- hervía. Y así, huyendo de la realidad, en vez de echarnos a la calle, nos echamos a las redes sociales. Poesías, imágenes de la Virgen, vídeos de romerías pasadas, fotografías de otros años, palabras emocionadas, cantes… Cada uno intentaba aportar lo que podía para hacernos más llevadera esta pesadilla. Todos acabamos con los ojos saltones, pero esta vez no era de manzanilla, ni rebujito, sino de las pantallas.

En el pueblo, mucha gente adornó sus balcones, ventanas y puertas -quizá esperando  que les despertaran del desvarío-, para cuando la Virgen fuera a pasar. Me llegó. No sé quien haría las fotografías y no dudo que muchas casa se quedaron sin fotografiar,  por aquello del confinamiento. Pero imaginé las calles del pueblo: un sentimiento compartido, un clamor de la gente a su Patrona.

Hoy el tema musical, tampoco podía ser otro: «Flores: los ángeles bajaron para coronarte», en la preciosa voz de Tere Delgado. Las imágenes que acompañan la música, magníficas.

Y los datos de este maldito COVID-19: 200.210 diagnosticados; 20.852 personas muertas; 80.587 pacientes dados de alta.

Soy una persona disciplinada y nada inconsciente, pero ayer no quise poner eso de

#QuédatéEnCasa.

Si hubieras salido, lo habría entendido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *