San Sebastián y Las Correderitas

   De antiguo, el 20 de enero, San Sebastián Caballero, era el inicio de un nuevo ciclo festivo. Por estas fechas los días empiezan a ser más largos y la luz favorece el destierro del enclaustramiento invernal. Dice un refrán popular:

San Antón mete a los viejos en un rincón

y San Sebastián los saca a pasear.

DSC_1071f

Ermita de los Santos Mártires San Sebastián y San Fabián (Encinasola)

Este día, el 20 de enero, se inician en muchos lugares rituales, que toman cuerpo en forma de bambas, columpios y mecederos, antesala y preparación del Carnaval. En Encinasola, toman el nombre de Correderitas. Dice un refrán marocho:

Veinte de Enero: San Sebastián Caballero, 

que saca las niñas a bailar y luego las mea.

   Porque este era el día en el que se iniciaban Las Correderitas, en el que las niñas salían a bailar pero casi siempre llovía –no cómo ahora-, y San Sebastián las meaba, que dice el refrán. En plazas, esquinas y ensanches de calles, llegado el atardecer, se daban cita los jóvenes que formando un corro, cogidos de la mano, piel sobre piel, cantaban dulces y tiernas canciones de amor.

  La expresión musical más característica, la primera canción que cantaban todos los mozos y mozas formando la rueda, era la que en Encinasola conocemos como La Correderita. Por fortuna fue grabada en los años setenta para el programa de Televisión Española “Raíces” que dirigía Manuel Garrido Palacios. Fueron Rosalía Gómez y D. Eladio Carvajo los que se encargaron de reunir a un grupo de jóvenes para que recrearan el ritual. Soy consciente de que el vídeo llama más la atención por las personas que aparecen en él y su juventud, que por el tema musical, pero éste es otra joya del folclore musical marocho.

  Aunque en el vídeo guarda otro orden, la interpretación natural seguía el siguiente orden:

A LA CORREDERITA

ME VOY QUE VUELO;

PORQUE ME ESTÁN LLAMANDO

CON EL PAÑUELO.

¡Y ADIÓS, ADIÓS!

CANTEMOS Y BAILEMOS,

MUCHACHAS MÍAS:

QUE SE NOS VA EL ANTRUEJO

DE LA ALEGRÍA.

¡Y ADIÓS, ADIÓS!

AMOR MÍO, AMOR MÍO,

VUELVE MAÑANA:

QUE ES MUY LARGA LA AUSENCIA

DE UNA SEMANA.

¡Y ADIÓS, ADIÓS!

ANDA VETE, QUE ES TARDE,

MORENO MÍO;

DIOS SABE CON LA PENA

QUE TE LO DIGO.

¡Y ADIÓS, ADIÓS!.

  Estas coplillas se cantaban encadenadas en el orden expuesto, revelando así el sentido del ritual y mostrando alusiones concretas a Encinasola: la primera, manifiesta el deseo y la prisa por marchar cuanto antes al lugar de reunión; la segunda, se asoma a la forma alegre de entender Las Correderitas y la relaciona con el Carnaval, a través de la palabra “antruejo”; la tercera, muestra el lamento de la mujer por la ausencia de la semana que los hombres permanecían en La Contienda sin venir al pueblo; y la última, la de la resignación, la pena amorosa. La música de estas coplas es preciosa; su interpretación, lenta y pausada, como corresponde a las canciones de rueda, que se cantan mientras se anda, sin dejar de girar.

  Por si alguien llega hasta el final de este artículo, confesare una curiosidad de este vídeo. Yo no aparezco en él, aunque sí están parte de mis amigos de entonces: mi primo Tomás, Julián, Valverde… Y asistí a su grabación, pero escondido tras una esquina. La razón de no participar es simple: por esas fechas iniciaba amores con la nieta de Don Eladio, hoy mi esposa, y sentí vergüenza. Cosas de otro tiempo.

6 comentarios en “San Sebastián y Las Correderitas

  1. ¡Qué joya, Tomás! Por supuesto que me sumo a la larga lista de los que hemos llegado hasta el final del artículo. Esto no se puede perder. Sería algo imperdonable dilapidar estas reliquias. Un abrazo, amigo y como siempre un deleite leerte que sabe a poco.

  2. Que bonito, en que año sería esta grabación ? Parece ser en la plazoleta de los Arrabales, y por las edades que se les ve a las mozuelas, yo ya no estaba en el pueblo, quebonitoooo sería a ve conservado estás tradiciones, ahora no se hace nada de esto ni se intenta conservar algo tan sano y tan lindo, me encanta verlo, la pena que se ve muy pequeñito

  3. Es un gran documento, Isabel. Se grabó en 1973 y efectivamente es en la Plazoleta de Los Arrabales, casi junto a la puerta de tu casa.Se ve pequeño por un problema de calidad de la imagen.

  4. Pingback: El Carnaval en Huelva y la provincia (II) | Tomás López López

  5. Pingback: A PROPÓSITO DEL CARNAVAL… (II) | Tomás López López

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *