El Toronjil

  He dicho en varias ocasiones que el folclore musical tradicional más rico y variado de la provincia de Huelva es el de Encinasola. Soy consciente de que Alosno, Almonaster la Real o El Cerro de Andévalo tienen hermosas coplas, fiestas y rituales; pero las piezas musicales marochas son muchas, mantenidas en el tiempo a través de la tradición oral, de musicalidad excepcional y con letras tiernas, profundas y en otros casos punzantes y divertidas.

  Una prueba de lo que digo quedó claro cuando en los años setenta y ochenta el grupo Jarcha recorrió toda la provincia para recoger sus temas folclóricos. Del pueblo que mas canciones grabó fue Encinasola, siete: EL PANDERO, EL FANDANGO DE ENCINASOLA, LA TONÁ DE QUINTOS, LA NOCHEBUENA, POR LA CALLE VAN VENDIENDO, BIENAVENTURADOS Y EL TORONJIL.

  Jarcha hizo una magnífica labor pero, en sus versiones, no siempre respetó los temas tal como se cantaban en los pueblos de origen. En ello quiero hoy detenerme y mostrar un ejemplo: EL TORONJIL, una canción de ronda, que actualmente se canta entremezclada con el repertorio de Nochebuena, formada por una parte fija a las que se le adaptan cuartetas tipo, comodines de distintas melodías, de las que Encinasola tiene cientos. Esto explica la diferencia en la letra que recogí en el Cancionero y tradiciones de Encinasola, la que aparece en el vídeo que presento más adelante cantada por el Coro de Campanilleros San Andrés Apóstol, de Encinasola, y la que grabó Jarcha en los años setenta, diferente a las dos primeras.

  Si tienes seis minutos, te recomiendo que disfrutes de ambos vídeos, versiones que muestran las diferencias, los matices, que son los que enriquecen.

[302]

DEL TORONJIL QUE CUELGA

DE TU VENTANA,

NIÑA, QUE VOY DE RONDA,

DAME UNA RAMA.

QUE TOMILLO VERDE,

QUE VERDE RETAMA,

QUE CORAZÓN, PRENDA,

QUE PRENDA DEL ALMA.

DAME UNA RAMA, LA SERRANITA,

QUE POR EL MONTE ANDABA PERDIDITA.

JESÚS QUE DOLOR, DOLOR,

MUERTA DE PENA, RENDIDA DE DOLOR;

TÚ CONMIGO, YO CONTIGO,

HEMOS DE VIVIR PENANDO,

PENANDO LOS DOS.

SÍ, NO, HEMOS DE VIVIR PENANDO,

PENANDO DE AMOR.

DICES QUE NO ME QUIERES,

NI ME HAS QUERIDO,

VÁYASE LO COMIDO,

POR LO SERVIDO.

QUE TOMILLO VERDE,

QUE VERDE RETAMA,

QUE CORAZÓN, PRENDA,

QUE PRENDA DEL ALMA.

DAME UNA RAMA, LA FLOR DEL LAUREL;

PRESO MI AMANTE, CAUTIVADO SE VE.

JESÚS QUE DOLOR, DOLOR,

MUERTO DE PENA, RENDIDO DEL AMOR;

TU CONMIGO, YO CONTIGO,

HEMOS DE VIVIR PENANDO

PENANDO LOS DOS.

SI, NO, HEMOS DE VIVIR PENANDO,

PENANDO DE AMOR.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *