El Pandero y San Andrés

   San Andrés se ha portado, no se ha tocado el gorro. Durante la feria que los marochos celebramos en su honor, el tiempo ha estado espléndido, lo que ha permitido que la ruta del contrabandista, la actuación del Coro de Campanilleros, el concurso de tapas y todo lo previsto discurriera en un magnífico ambiente festivo.

DSC_0875  Pero hubo un acontecimiento singular, creo que sin precedentes: el domingo a las 12, en la misa a San Andrés, una de las ofrendas consistió en bailar ante el patrón El Pandero, la magistral danza marocha.

  Aún resuena en mis oídos sus dulces sones y las sabias letras de sus estrofas:

[181]

POR TÍ SOY COMO EL OLIVO

QUE EN TODO TIEMPO VERDECE;

POR TU AMOR ESTOY CAUTIVO,

POR TÍ MI TERNURA CRECE.

POR TÍ MUERO, POR TÍ VIVO.

[182]

AMOR, SI ME HAS DE OLVIDAR,

DESENGÁÑAME PRIMERO.

SUJETARÁS MI QUERER,

AHORA QUE TIENE REMEDIO.

AMOR SI ME HAS DE OLVIDAR.

[183]

MÁS VALE SABER QUE HABER,

DICE LA COMÚN SENTENCIA:

QUE EL SABIO PUEDA SER RICO,

Y EL RICO NO COMPRAR CIENCIA.

MÁS VALE SABER QUE HABER.

 [184]

ESTRELLITA MARINERA,

QUE VAS CAMINANDO AL NORTE:

DIME SI PODRÉ LLEGAR

A ENCINASOLA ESTA NOCHE.

ESTRELLITA MARINERA.

 [185]

PIENSAN LOS DEL DON POSTIZO,

QUE LOS DEMÁS NADA SON;

ADÁN FUE PADRE DE TODOS,

ADÁN NUNCA TUVO DON.

PIENSAN LOS DEL DON POSTIZO.

 [186] 

DE LA CONTIENDA HE VENIDO

RODANDO COMO UN MELÓN,

SÓLO POR VENIRTE A VER,

PRENDA DE MÍ CORAZÓN.

DE LA CONTIENDA HE VENIDO.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *