MIENTRAS TE CANTO UNA COPLILLA (13)

No me preocupa tanto lo que hemos perdido por el confinamiento que nos impusieron y por el que ahora nos autoimponemos la mayoría, como lo que, intuyo, viene detrás. Las consecuencias futuras, esa incertidumbre que se adivina envuelta de espesa niebla, oscura y siniestra. Ésa es la que me preocupa. Y, en buena medida, depende de cada uno de nosotros. Pero hay gente que no acaba de enterarse.

En cualquier aspecto que se analice, de día en día, esta pandemia nos va haciendo perder cosas. Por estas fechas en años anteriores, los miembros de la Junta Directiva de la Asociación Cultural El Pandero, andábamos entregados a la organización de la Jornada Cultural Marocha que se ha venido celebrando, los cinco años anteriores, el primer fin de semana de agosto. Éste, como ya se anunció y procede, no habrá jornada. No iremos de pedigüeños por los establecimientos del pueblo pidiendo su aportación con productos típicos de Encinasola para la rifa y poder así compensar los gastos, no gozaremos de la ponencia la mañana del sábado, ni degustaremos el guiso contiendero que Manuel Gómez nos prepara cada año,  ni disfrutaremos de las actuaciones de las agrupaciones musicales marochas –Sones Romeros, Agrupación de Campanilleros de la Asociación de Mayores, Grupo de Coros y Danzas, a todos, os echaremos de menos-, ni nos visitará ningún grupo folclórico de fuera invitado para la ocasión, ni nominaremos al socio honorífico 2020 y, sobre todo, no tendremos ese punto de encuentro en el que compartir una agradable noche en los jardines del Hotel Rincón del Abade con familiares y amigos, envueltos en nuestras tradiciones.

Solo en este insignificante asunto que se limita al “folclore”, que no afecta a cosas importantes de la vida, perdemos todo eso. Una nimiedad frente al dolor, la enfermedad y la muerte. Porque eso es lo que nos jugamos cuando nos saltamos las medidas y no seguimos las recomendaciones. 

“¡Otro con el dichoso COVID-19! ¡Que me dejéis ya!” ¿Eso estás pensando? ¿Ya dejaste de lavarte las manos con tanta frecuencia, de ponerte mascarilla, volviste a acudir a lugares repletos de gente, se te ha olvidado que solo deberías salir lo indispensable, no guardar la distancia de seguridad…? Si es así, solo te deseo suerte y que el virus no se tropiece contigo, a pesar de que tu actitud sea insolidaria y malvada.

Por las actividades de la asociación, no os preocupéis; en cuanto sea posible las retomaremos, seguiremos con el compromiso por recuperar y rememorar las tradiciones que amasaron nuestros mayores.

Hoy el tema musical es especial. Un hermoso romance que los amigos Manuel Fernando Gómez Cera y Antonio Arrayás Campanario nos ofrecieron en su ponencia “EL ROMANCERO EN LA PROVINCIA DE HUELVA” en la II Jornada Folclórica Marocha. Escúchalo con calma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *