Pasó la Nochebuena…

dsc_0257

  Casi sin tiempo a dejar libros y cuadernos de clase, llegué al zambombeo del Centro Social del día 23. Zambomba en mano, eché un buen rato cantando las coplillas que los marochos entonamos por estas fechas. Y escuché:

20161223_214412SI TÚ TIENES ZAMBOMBA

YO CARRAÑACAS

Y ME HAGO LA PUÑETA

EN TOA TU CASTA.

Pero alguien también se dejó caer con ésta:

SI QUIERES QUE TE CANTE

LA NOCHEBUENA,

ME SACAS LOS PRESTINES

Y LAS MADALENAS.

  Y comí prestines, madalenas, piñonate y roscos. ¡Qué sabores! Mientras, seguían cantando:

LA ZAMBOMBA PIDE VINO

Y EL FACHO PIDE AGUARDIENTE

Y ELTOCADOR QUE LA TOCA

PIDE UNA MOZA SIRVIENTE.

  Y tras cualquier copla, se rebusca en el rincón más escondido de la memoria y, como manantial sereno, surgen una tras otra. Y el pique sano:

20161223_212153SI PIENSA MI COMPAÑERO

QUE A COPLAS ME VA A GANAR,

TRAIGO LOS BOLSILLOS LLENOS

Y EN CASA DEJÉ UN COSTAL.

  Y después de dos horas y mil coplillas, terminamos cantando todos:

CON ESTA COPLA Y OTRA

SE ACABA EL BAILE;

POR LA PUERTA SEÑORES,

SE VA A LA CALLE.

  Y llegó Nochebuena. En familia. De antiguo, se comía arroz de gallo. Otros -si la cosa no alcanzaba para ave de corral- tiraban de la caza y lo cocinaban con liebre, y cantaban:

DESPUÉS DE HABER COMIDO

ARROZ CON LIEBRE,

CON UNA BUENA HEMBRA

QUÉ BIEN SE DUERME.

  Tras la comida –cena- visita a casa de familiares y amigos. Y desde la entrada, más coplas:

A LOS AMOS DE ESTA CASA

DIOS LES DÉ SALUD Y DINERO

Y A LOS VECINOS DE ENFRENTE

SABAÑONES EN LOS HUEVOS.

  Por estos días el Grupo de Campanilleros “San Andrés Apóstol” ofreció un magnífico Concierto de Villancicos, la Banda de Música “Abel Moreno” el tradicional Concierto de Navidad y, el día 1, para estrenar el año, El Grupo Coral “Sones Romeros”, actuó cantando catorce exquisitos villancicos. Todo en la Iglesia Parroquial de San Andrés. Las actuaciones magníficas; el marco, precioso, el adecuado para estas fechas.

20161225_201522

20161230_204553

20170101_204023

  Pero en medio de estas actuaciones, el 28, llegó el zambombeo popular por las calles de Encinasola. Antes los que rondaban por las calles eran los hombres mientras las mujeres esperaban en las casas, pero en éste que organizó la Asociación de Mujeres “Jara y Romero” y la Asociación Cultural “El Pandero”, casi todo eran mujeres a pesar de no coincidir con la retransmisión de ningún partido de fútbol. Habrá que reflexionar. ¡Pero qué rato más bueno! Zambombas, carrañacas, panderetas, botellas de anís… y coplas, muchas coplas de ronda:

POR ESTA CALLE ME VOY

POR LA OTRA DOY LA VUELTA,

LA NIÑA QUE A MI ME QUIERA

QUE DEJE LA PUERTA ABIERTA.

.
DEL TORONJIL QUE CUELGAimg-20161228-wa0016

DE TU VENTANA,

NIÑA QUE VOY DE RONDA,

DAME UNA RAMA….

Y algunas con desaire:

dsc_0018

SI PIENSAS QUE POR VERTE

VOY AL LEJÍO

VOY EN “CATA” LOS GUARROS

QUE SE HAN PERDIÓ.

  Y la respuesta apropiada:

dsc_0012EN LA REJA DE MI CASA

TENGO MI BURRO AMARRAO

CON UNA CARGA DE ESTIÉRCOL

PA ESE GUARRO QUE HA CANTAO.

Y, finalmente, en La Plaza, como el año pasado, nos despedimos cantando:

EN MEDIO DE LA PLAZA

CAYÓ LA LUNA

SE ROMPIÓ EN CUATRO PARTES

Y TU ERES UNA.

  Y hasta el año que viene.

img-20161228-wa0039-1

  Y siguieron pasando los días con visitas a familiares, comidas, encuentros con amigos, ratos de charla y casino, sacando el aceite de la almazara, comiendo dulces… en fin, días de no parar. Y llegó Noche Vieja y Año Nuevo.

EL DÍA DE AÑO NUEVO

POR LA MAÑANA,

BAUTIZARON A CRISTO,

MANUEL SE LLAMA.

  Y siguieron más días de plena satisfacción esperando Los Reyes Magos. Yo siempre estuve convencido que los Reyes, eran dos. Irrepetibles. Pero se fueron. Seguro que había un tercero, nunca lo vi. Estaría cuidando los camellos. ¡Pero esos dos…! ¡Ay! cómo eran.  Pero la vida pasa y unos Reyes se van y otros heredamos su Reino. Días entrañables. Y de añoranzas.

YA VIENEN LOS REYES

POR EL ARENAL

Y AL NIÑO LE TRAEN

CASTAÑAS PELÁS.

  La Cabalgata de los Reyes Magos de Encinasola es una maravilla y, créanme, está por encima de las posibilidades de un pueblo de sus características. Vean, vean este vídeo.

  Y así pasaron estas fechas. Me siento afortunado. ¡Con el hambre y las calamidades que hay en el mundo! Otra gente, con las primeras necesidades cubiertas, las centran en el amor y quizá pudieran cantar ahora:

PASÓ LA NOCHEBUENA

NO VI TU CARA;

 PARA TODOS FUE BUENA

PARA MÍ, MALA.