COPLAS DE LA NOCHEBUENA MAROCHA (7) La mujer del molinero.

Con el trigo en casa, la subsistencia estaba asegurada; se podía moler y obtener el pan. A la hora de resaltar sus excelencias el refranero es abundante. Dice uno que

Con pan y vino, se anda el camino.

Otro lo eleva tanto, que se diría que está por encima del bien y del mal:

En teniendo pan y aceite, no le temas a la muerte.

Pero antes de amasar y cocer el pan, hay que moler el trigo y acude otro:

Entre dos piedras se muele el trigo.

Y así llegamos al molino, el molinero y la molinera que, en ocasiones, era quien movía la piedra. Ya conoces uno de los más famoso  estribillos de Nochebuena:

La molinera, /  le da con aire,  /  a la piedra  /  que muela.

En el cancionero popular de Castilla, Extremadura y Andalucía ha quedado el estereotipo del molinero como una persona propensa a quedarse con algo más de lo que le correspondía, víctima del matrimonio y celoso esposo; la molinera, en cambio, se presenta como una mujer presumida, atractiva, provocadora, dispuesta a complacer…

Coplas de la molinera podría poner muchas, pero esto pretende ser un muestreo. Y el repertorio musical dedicado a la molinera, también es amplio. Al margen de las coplas de cuatro versos, hay mil versiones del romance de la Molinera y el Corregidor y una copla de cuatro estrofas que se canta mucho en Encinasola: Vengo de moler, moler. Ésta, es muy popular en toda Castilla, aunque allí se inicia con Vengo de moler, morena. Hoy te ofrezco una mezcla para que compares como se canta en Encinasola y en Castilla.

Son muchas las versiones de este Vengo de moler. Desde las clásicas de Agapito Marazuela o Nuevo Mester de Juglería, hasta las atrevidas de Coetus o Violeta Veinte Quartet. Te propongo esta Molinera de Luar Na Lubrede 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.