DIARIO DE UN CONFINADO (31)

Día 31. 13/04/20. Lunes.

Ayer me abrumasteis con felicitaciones. Simplemente, GRACIAS.

En el ámbito escolar, hoy ha empezado un nuevo trimestre. No sé como irá. Todo es tan imprevisible…. No se ve muy factible que de aquí a lo que es el final de curso ordinario, 30 de junio, la situación permita hacer vida académica normal a 500 ó 600 escolares y 60 ó 70 profesores, además del personal de administración, conserjes y limpiadoras, en los edificios e instalaciones que tenemos. Las aulas son casi siempre pequeñas para el alumnado que debe acoger, es imposible guardar la distancia social de seguridad de la que hablan y no puedo imaginar un cambio de hora de clase con pasillos atiborrados con unos que van, otros que vienen… ¿Con mascarilla de seguridad? ¿Imaginan a un niño de 7 u 8 años con una mascarilla puesta durante cinco horas? ¿Y a uno de 12 años? ¿Y de 14? No sé.

Luego está la parte formal: las notas. Seguramente esto es lo que más interese al alumnado y sus padres. Y es lógico que sea así, porque se juegan mucho. Pero, ¿qué criterios habrá que seguir para evaluar la promoción del alumnado de un curso a otro? ¿Y para pasar de 4º de ESO a Formación Profesional/Bachillerato? ¿Cómo se resolverá lo de la Selectividad? ¿Y la Formación en Centros de Trabajo del alumnado que ya ha terminado un Ciclo Formativo? ¿Se les debe conceder el beneficio de la duda?

Complicado. Por lo pronto, intentaremos seguir su formación por los derroteros digitales.

Oí decir en televisión que hoy es el Día Internacional del Beso. Me llamó la atención y he estado investigando un poco para ver de qué iba y quién auspiciaba los «días internacionales». Se trata de resoluciones de las Naciones Unidas por las que, tras una sólida justificación, asigna un día a acontecimientos o temas específicos con el fin de promover, mediante la concienciación y la acción, los objetivos de la Organización.

Pero entre los que tiene designados, no hay ningún Día Internacional dedicado al «beso», ni el 19 de marzo está dedicado al «padre». Es decir, paralelamente a las resoluciones de las Naciones Unidas, hay intereses comerciales, o no sé de qué tipo, que designan por su cuenta «días internacionales». El del beso, es de estos últimos.

En medio, recordé una coplilla antigua:

Por un beso que te dí 

lloraba tu madre un día; 

dame doscientos a mí

a ver si llora la mía.

En fin, sea como fuere, hoy te ofrezco Besos y besos, de Pasión Vega.

Los datos: 169.495 (+4.167) diagnosticados; 17.614 (+642) personas muertas; 64.727 (+2.336) pacientes dados de alta.

                                                    #QuédateEnCasa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.